10
Abr

La Estabilización del Mercado

Por | En Boletines,Temporadas y Estacionalidades | 0 Comentarios


Este año, la cuesta de enero se vio reflejada hasta febrero. Si bien veníamos de una temporada alta en cuanto a compra y consumo general, poco a poco este fue decreciendo creando incluso tendencias a la baja en varias familias importantes. Pero ¿cómo es que se ha estado comportando el mercado en lo que va del año?

En abarrotes existen tendencias muy marcadas que probablemente la mayoría de nosotros como consumidores no somos capaces de ver y aquí vamos a repasar algunas de ellas, las cuales se han hecho muy presentes en los últimos meses.

  1. El sube y baja

Durante la semana hay picos y bajones y no, no estamos hablando del estado de ánimo. Más bien nos referimos a los picos y bajones en las ventas en las tiendas de abarrotes. Cada semana corre como un ciclo en el que la cima se alcanza los fines de semana pero especialmente los sábados y los bajones más notorios se dan a mitad de semana, es decir los miércoles y en ocasiones, los jueves.

2. Fin de mes

Cada 4 semanas aproximadamente se registra una caída en las ventas muy marcada. Llegando a bajar desde un 50% hasta un 65% en camparación con el resto de las semanas. Las bajas en venta coinciden con las últimas semanas de cada mes, lo cual nos hace pensar que durante los días de cambio de mes, los compradores reducen sus gastos.

 

Pero ¿qué familias son las que sufren éstas bajas? Prácticamente todas, sin embargo, los hundimientos más notorios se dan en las familias como Lácteos, Carnes Frías, Cuidado Personal, Sopas y Pastas. ¿Con qué tipo de consumo podemos relacionar estas familias?

Por el perfil es seguro decir que pertenecen al consumo del hogar. Miembros de la canasta básica y despensa son los que se enfrentan principalmente a estas bajas a diferencia de los productos para consumo individual como dulces, botanas y refrescos de menos del litro. ¿Este comportamiento será acaso una pista sobre las finanzas de los hogares mexicanos? Es difícil saberlo con exactitud sin continuar examinando el comportamiento futuro del mercado. Pero es claro que existe un ciclo, un ciclo que va de la mano con el flujo de dinero de una parte de la sociedad que busca y compra gran parte de su canasta básica en tiendas de abarrotes y no en las grandes cadenas o tiendas de autoservicio. ¿Alguna vez lo habíamos pensado? ¿Somos conscientes de nuestros propios ciclos de compra? ¿qué factor puede limitar nuestra acción de compra?

Reponder estas preguntas puede ser el primer paso a que entendamos el mercado mucho más claramente y através de condiciones de vida propias.

Comentarios (0)


No hay comentarios actualmente, se el primero en comentar

Dejar un Comentario


¿Listo para el siguiente nivel?

Contáctanos para brindarte más información acerca de nuestros servicios y beneficios